Tigres manda en la Liga MX

EL UNIVERSAL

Monterrey.- Y en el norte y en todo México manda Tigres, es el amo y señor, porque fue a la casa de su acérrimo rival, el lujoso estadio de Rayados para coronarse. Título seis para los de la Autónoma, que de tres finales jugadas al hilo ha ganado dos.
Marcador de 1-2, para un global de 2-3, justo porque a la serie definitiva llegaron los dos mejores del torneo y Tigres fue excelente.
La ley del Tuca, que juega según su conveniencia, que le dicen defensivo, que le dicen poco arriesgado. Ese Ferretti ya ganó cuatro títulos con los Tigres.
Rayados inició ganando, pero los felinos dieron la vuelta. Casi al finalizar el juego, Avilés Hurtado pudo igualar, pero voló el penalti. El mejor hombre del torneo, ese que Juan Carlos Osorio quería llevar a la Selección Nacional, se achicó.
Igual. Una calca del primer partido fue el primer tiempo de este domingo. Cuando aún el juego estaba fresco, cayó el gol de Rayados. Esta vez no fue culpa de Nahuel Guzmán, esta vez fue culpa de la defensa felina, que no estuvo atenta al rebote, que permitió que Funes Mori le pusiera la pelota a Dorlan Pabón, quien con tiro preciso la mandó al fondo.
Tigres tuvo que remar contra la corriente, se volvió en el dueño del balón, gracias a la eficacia de Rafael Carioca, al desgaste de Javier Aquino, la sapiencia de Jesús Dueñas y las incorporaciones de Luis Rodríguez.
De ahí nacieron los duelos personales. Dueñas se le va a la yugular a Carlos Sánchez, quien intentó darle un codazo a Aquino. El novato Jonathan González se le mete entre las piernas a Gicnac que se ofende por la falta de respeto.
Todo eso sirvió para que los de Ferretti poco a poco se acercaran al área rival, mientras que los de Mohamed retrocedían. Así, Eduardo Vargas tuvo el espacio y momento necesarios para sacar el tiro que se le fue de las manos a Hugo González (30’), y cuatro minutos después, Francisco Meza, con remate de cabeza, dio la vuelta.
En el segundo tiempo, la actitud de Rayados cambió y se fue sobre su rival en busca del empate. Comenzó la defensa heroica de Tigres. Meza corta un centro que está a punto de caer en la cabeza de Funes Mori. Nahuel salva con la pierna un tiro de Sánchez y se mantiene firme en un mano a mano con Avilés.
A Funes Mori le caen pelotas, pero antes de acomodarse lo anulan. Las mañas del Tuca salen a relucir. Valencia se echa al césped para ganar tiempo. Mohamed manda a Jorge Benítez para buscar el milagro. Y el reloj corre.
Y vino el penalti. Gignac le pega a Benítez. Hurtado tuvo la gloria en sus pies y lo voló. Mohamed manda a la desesperada a Jesús Zavala de centro delantero. Ya sólo se juega en el área de Tigres. Nery Cardozo se va expulsado y el árbitro Fernando Guerrero no da tiempo de más. Silbatazo final y el norte y todo México es de Tigres.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*