Jordan, de MVP a dueño del montón

AGENCIAS

Estados Unidos.- Michael Jordan ganó como jugador seis títulos de la NBA, dos concursos de clavadas, seis MVP de las Finales, se repuso a dos retiros e incluso venció a un grupo de marcianos en la película ‘Space Jam: el Juego del Siglo’, pero sus éxitos deportivos no han continuado como dueño y ha sido uno más del montón.

La destreza que tenía Jordan en la duela, clave para los encestes ganadores, no la ha tenido fuera de ella y sus decisiones en el fichaje de jugadores para lograr armar equipos competitivos y ganadores no han sido la mejores.

En el libro “Once Anillos”, de Phil Jackson, se cita una frase de James Jordan, padre de Michael, donde habla de su adicción a las apuestas y su personalidad: “No tiene problemas de juego, tiene problemas de competitividad”.

Pero esa competitividad no se ha visto reflejada en sus dos etapas como directivo de un equipo. Con los Wizards donde fue directivo-jugador y desde 2006 como accionista-directivo en los Hornets.

En enero del 2000, Jordan anunció su tercer regreso de la NBA, pero no como jugador, sino como Presidente Operativo de los Washington Wizards.

Y se le recuerda por haber seleccionado a Kwame Brown como la primera selección en 2001, que se convirtió en una de las mayores decepciones del draft. Brown jugó 253 partidos en cuatro temporadas para los Wizards y promedió 7.4 puntos por juego. Nada sobresaliente para una primera selección.

En los tres años como Presidente Operativo, y dos que además de directivo fue jugador, los Wizards no clasificaron a los playoffs.

Después de la campaña 2002-2003, el dueño de los Wizards, Abe Pollin, decidió romper el vínculo con Michael Jordan, con quien tenía un acuerdo para regresar al puesto de directivo, algo que que “afectó” a la estrella.

Tres años después, Michael Jordan regresó por su revancha como directivo en la NBA. Pero esta vez decidió ser accionista de los Charlotte Bobcats y asumió el puesto de gerente, y en 2010, junto a un grupo inversor, se convirtió en el dueño.

Lo más sobresaliente de Jordan con la franquicia de Charlotte ha sido fuera de la duela. El cambio de nombre de Bobcats a Hornets en 2014 y usar la marca Jumpman en el uniforme desde esta temporada.

Los resultados no han sido nada exitosos: 12 campañas, incluyendo la actual, y en tres ocasiones han clasificado a los playoffs pero no han avanzado de la primera ronda. Esta temporada, los Hornets están en el décimo puesto de la Conferencia Este, a solo 5.5 juegos del octavo sitio.

Michael Jordan cumple 55 años el 17 de febrero. Los fanáticos de la NBA todavía lo recuerdan por sus logros y títulos en la duela como jugador, no por sus éxitos como directivo o dueño. ¿Logrará hacer una jugada increíble como dueño y lograr que los Hornets sean campeones?

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*