La historia sin fin

EL UNIVERSAL

Oakland.- Bienvenidos a las Finales de la NBA entre Cavaliers y Warriors… no, no leyeron mal ni regresaron al pasado, este jueves por la noche por cuarta año consecutivo estas franquicias se medirán por el trofeo Larry O’ Brien.
Es la primera vez en la NBA, NFL, MLB o NHL que el título se definirá entre los mismos equipos por cuarta ocasión al hilo. En 2015, los Warriors derrotaron a los Cavaliers para ganar su primer campeonato de la NBA en 40 años. Hace dos años, Cleveland se ganó el primer título de su historia, después de levantarse de un 1-3.
Es verdad que Cavaliers contra Warriors se ha vuelto como una serie de televisión, pero si está por rodarse su cuarta temporada significa que no ha sido mala.
Ambas organizaciones moldearon su éxito en dos figuras: LeBron James y Stephen Curry; bueno, Curry y un Dream Team.
James jugará en su octava final consecutiva —novena en total— con números de MVP. Durante las tres primeras rondas de estos Playoffs, El Rey promedió 34 puntos, 9.2 rebotes y 8.8 asistencias por partido.
Los Warriors son una cadena con engranes de estrella. Curry, Kevin Durant, Klay Thompson y Draymond Green han hecho que en Las Vegas los tengan favoritos para el jueves por la noche por 12 puntos, la mayor ventaja en 16 años.
Y si bien muchos atinaron a este enfrentamiento en las Finales y vean como claros favoritos a los Warriors, las historias nunca se repiten cuando son parte de una tetralogía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*