Pacto que se niega a morir

EL UNIVERSAL

Ciudad de México.- Aquella tarde del 25 de abril, cuando directivos de la Liga MX, algunos dueños de clubes e integrantes de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFPro), anunciaron que se llegó a un arreglo para que sí se jugara la última fecha en la fase regular del Clausura 2018, pareció el fin del Pacto de Caballeros, ese acuerdo no escrito que, entre otras cosas, impide a los futbolistas sin contrato negociar libremente con otros equipos, pero no es así.
Es por eso que nadie se animó a decirlo abiertamente. Eliminar el Pacto fue una de las principales exigencias de la AMFPro, aunque sólo se han conseguido avances, por lo que se mantiene en cierto modo y puede ser aplicado en el Draft del próximo miércoles, afirma Álvaro Ortiz, director operativo de la AMFPro.
“En cuanto al Pacto de Caballeros, se acordó que este va a ser el último Régimen de Transferencias que se va a manejar de esa manera, pero el futbolista que no tenga contrato, o seis o más meses sin jugar, automáticamente es libre”, comparte el ex jugador a EL UNIVERSAL Deportes. “Antes, podías dejar de jugar dos años y seguías perteneciendo a un club”.
Eso no significa la erradicación del acuerdo. A final de cuentas, aplicará en algunas situaciones, como el negociar con un futbolista con sólo seis meses de vínculo. La idea, según comparte Ortiz, es que no quede rastro alguno del Pacto para el verano de 2019.
“No se ha acabado al 100%, pero sí hubo un avance. Para el otro año futbolístico, ellos [los dueños de clubes] tendrán que buscar un modelo de negocio que les ayude a no perder [dinero]”, adelanta. “Logramos que se alargara un mes más el periodo de contrataciones”.
“Ayudamos a 40%, 60% de los jugadores a los que sí les hace daño el Pacto, porque este acuerdo no escrito no le hace daño a gente como [Marcelo] Barovero, [José María] Basanta, Oribe Peralta, quienes siempre van a tener contrato. Lo más importante es que ya nos escucharon y tendremos mesas de diálogo. Es algo histórico, porque nunca nos habían hecho caso”.
La principal voz de la AMFPro confiesa que lo logrado tras el amago de paro no fue sencillo, porque hubo dueños que se oponían a iniciar este proceso que debe terminar dentro de un año.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*