Historia de los Mundiales: la locura de Abreu

EL UNIVERSAL

Ciudad de México.- Por algo le dicen el “Loco”. Sebastián Abreu es más que un futbolista. Es un personaje, un ícono. Si bien es conocido por ser un nómada del futbol, Abreu inmortalizó una de sus locuras en el Mundial de Sudáfrica 2010, con su penalti a lo “Panenka”.
Era 3 de julio de 2010 y Ghana y Uruguay jugaban los Cuartos de Final. Habían empatado en tiempo regular con goles de Sulley Muntari al 45’+2 y de Diego Forlán al 55′. En el alargue, Luis Suárez se convertiría en el villano de la justa veraniega tras cometer una mano en un gol cantado para el país africano, quien terminaría errando desde los once pasos en los pies de Asamoah Gyan.
Llegaría la tanda de penaltis. Abreu había sido colocado como el tercer cobrador por los Charrúas, pero el ex jugador de Cruz Azul prefirió cobrar quinto. Por los sudamericanos, marcaron Forlán, Victorino y Scotti; Maxi Pereira erró su penalti. Por Ghana, marcaron Gyan y Appiah, mientras que Mensah y Adiyiah fallaron el tercer y cuarto cobro, respectivamente.
Llegaba el turno del “Loco”, y picó la pelota con un sutil toque, engañando al guardameta.
“Hay que tener claro que el objetivo es hacer gol, que la pelota acabe dentro, y para ello hay que burlar al arquero, ir contra la lógica. No es una locura, es clase”, comentó después el hasta ahora jugador del Audax Italiano de Chile.
Abreu emuló a Panenka en 1976, a Totti en la Eurocopa del 2000, o a Zidane en 2006. Y no conformé, lo repitió en otras ocasiones de su carrera. Una de las más destacadas, cuando cobró dos penales en menos de tres minutos. Ambos, de “cucharita”.
Uruguay terminaría por quedarse en semifinales tras caer ante Holanda 3-2 y ocupar el cuarto puesto tras perder con Alemania por el mismo marcador, mientras que Abreu conseguiría años después el récord Guinness por ser el jugador profesional en haber pasado por más equipos. Y el récord no para….

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*