Sueñan 12 Guerreros cosas chi…dotas

EL UNIVERSAL

Ciudad de México.- La Selección Mexicana Basquetbol dio un paso importante a la siguiente fase de clasificación rumbo al Mundial de China 2019 luego de conseguir una sufrida victoria de 78-70 ante Estados Unidos en el quinto juego del Grupo C.
Orlando Méndez fue la figura del encuentro, pues se estableció rápidamente como líder al ataque del equipo tricolor. El número 13 aportó 18 puntos y cinco rebotes en la victoria tricolor.
Francisco Cruz también fue pieza clave para los dirigidos por el español Iván Déniz, al terminar el encuentro con 23 unidades. Mientras Gustavo Ayón, quien no jugaba con México desde 2015, sumó ocho puntos, ocho rebotes y siete asistencias a la causa.
México inició el partido con un aplastante 18-0. El Gimnasio Juan de la Barrera se volvió en el escenario perfecto para construir una importante victoria, ya que los miles de aficionados nunca dejaron de apoyar.
El equipo norteamericano se mostró errático dentro de la cancha. Déniz apostó por la intensidad, e incomodó cada disparo que intentó Estados Unidos. El primer cuarto fue totalmente verde, blanco y rojo, con un contundente 31-10.
Para el segundo cuarto, Estados Unidos intentó contrarrestar el dominio de los locales, pero Déniz mandó a descansar a Ayón y a Machado por Lorenzo Mata y el debutante Diego Willis, por lo que le dio frescura a la quintenta nacional. Méndez y Cruz tomaron las riendas del equipo, ambos firmaron un gran partido tanto al ataque como a la defensiva.
México se fue al descanso 45-28, con 13 puntos de Méndez, 13 de Cruz. Déniz regresó a Ayón y a Machado a la duela para ampliar la ventaja. Mientras Jeff Van Gundy descansó a su mejor hombre del partido, Marcus Thornton (8 puntos).
Thornton regresó y con eso México se desinfló. La victoria que se trabajó durante tres cuartos enteros pendía de un hilo.
El número 4 encestó seis puntos en dos intentos de tres y regresó a Estados Unidos al juego, 55-51 al final del tercer cuarto. Pero los asistentes al recinto no perdieron la esperanza y no dejaron de hacer ruido.
Un acierto de tres puntos de Cruz a cuatro minutos del final habló por si sólo: México no iba a dejar ir el triunfo, no iba a decepcionar. Y así fue, el Tricolor supo llevar los minutos finales con calma, y dejando a los Estados Unidos sin tiempo.
Con el resultado, México llegó a 8 puntos e igualó a Puerto Rico, quien derrotó a Cuba. Estados Unidos sumó un punto con la derrota, porque sigue de líder con nueve unidades.
La selección se verá las caras el próximo domingo ante Puerto Rico en ese país. El duelo será de revancha para los mexicanos, luego de que fueron derrotados 100-88 por los caribeños en Monterrey el pasado 23 de febrero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*