Dinastía dorada

FOTO: @warriors

EL UNIVERSAL

 

México.- El 9 de junio pasado, Golden State derrotó por tercera vez en cuatro años a Cleveland en la final de la NBA y escribió su nombre en los libros de las dinastías ganadoras del llamado deporte ráfaga.
Pero al jugar su cuarta serie por el título ante los Cavaliers, ambas quintetas se unieron a un selecto grupo de rivalidades que marcaron un dominio en sus respectivos deportes.
Si bien es cierto que el que se disputen un póker de finales seguidas entre dos mismos equipos es una situación inédita, ha habido otros enfrentamientos por el título que se acercan.
Una de las rivalidades que más se recuerda es la que vivieron los Lakers de Los Ángeles y los Celtics de Boston en los 60. Ambos se enfrentaron seis veces en una década. La diferencia es que sus duelos fueron en las temporadas 62 y 63; luego en la 65 y en la 66. Por último, fueron en la 67 y en la 68. Todas las ganó Boston.
Otra que es muy recordada, aunque se llevó a cabo sólo dos veces, fue la serie entre el Jazz de Utah y los Toros de Chicago.
En ambas, Chicago salió con la victoria por 4-2 y en esa doble serie Michael Jordan fue el hombre clave y el jugador más valioso en ambas.
DOBLE IMPACTO. Kevin Durant se convirtió en el undécimo jugador en ganar el MVP de las finales en dos ocasiones, junto a Kobe Bryant, Larry Bird, Hakeem Olajuwon, Willis Reed y Kareem Abdul-Jabbar, entre otros.
Stephen Curry señaló que se siente orgulloso de su equipo. “Se siente muy bien estar entre ganadores”.
A BATAZOS. En las Grandes Ligas los desaparecidos Gigantes de Nueva York y los legendarios Yanquis fueron los que tuvieron seis duelos en menos de 10 años. Los primeros tres fueron seguidos (1921, 1922 y 1923) y los del Bronx cayeron dos de las tres ocasiones.
Las dos siguientes se disputaron en los 30 y tanto en 1936 como en 1937 los Mulos de Manathan se llevaron ambos duelos. En 1951, los Yanquis ganaron la serie 4-2.
DE DOS EN DOS. En la NFL la final entre dos franquicias se repitió tres veces. Dallas, Gigantes y San Francisco se enfrentaron a Búfalo, Nueva Inglaterra y Cincinnati, respectivamente.
En esos Súper Tazones, tanto los Vaqueros de Dallas como Nueva York y los 49ers de San Francisco ganaron ambos enfrentamientos.
En la historia del futbol americano estadounidense sí hay una rivalidad que se repite varias ocasiones. Los Vaqueros y los Acereros jugaron tres veces con muchos años de diferencia. Las dos primeras (1976 y 1979) fueron para Pittsburgh y la tercera fue en 1996, cuando Dallas fue el ganador con Troy Aikman como quarterback.
El Dato
6 TRIUNFOS Logró Boston en sus seis duelos que tuvo con Los Ángeles en la década de los 60. Por eso nació esa rivalidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*